La ladrona de libros

Director: Brian Percival, 2013


La película estábasada en la novela homónima de Markus Zusak, y cuenta la historia de Liesel Mamminger, una niña huérfana de 9 años que envían a vivir con una familia obrera alemana durante el II Reich, antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Liesel se esfuerza en adaptarse a su nueva situación y su nuevo hogar, asustada después de la muerte de su hermano pequeño, y sufriendo las burlas de los compañeros de la escuela por sus origenes comunistas y por su analfabetismo. Ayudada por su padre de acogida, la joven aprende a escribir y a leer, con su primer libro, El manual de los sepultureros, un libro que la niña robo del funeral de su hermano. Liesel se aficiona a la lectura y comienza a compartir libros con sus vecinos y con Rudy, un joven refugiado judío que vive escondido en el sótano de la casa de acogida y con el que comparte su pasión por los libros. El poder de las palabras y de la imaginación con la lectura de las novelas que roba, se convierten para Liesel en una forma de distraerse y escapar de los tumultuosos eventos de la guerra que la rodea. Buena parte de estas obras las rescata de la quema de libros en una hoguera por los nazis.

El verdadero poder de la palabra se muestra cuando los habitantes de la ciudad deben esconderse en un refugio antiaéreo mientras la ciudad es bombardeada. En este momento, la preocupación, el miedo y el dolor se apodera de las personas. Por ello, Liesel decide relatar una historia, y transmitir a esas personas atemorizadas su amor por las palabras. Y, sin duda, lo logra; la tranquilidad vuelve a ese oscuro lugar y las palabras han vencido a las propias bombas. La historia es contada por una narradora poco habitual: la Muerte. Los protagonistas de la película comparten el miedo a la muerte y el miedo a Hitler. Aunque ninguna de las dos figuras aparezca físicamente, sí pueden percibirse.

Esta película, aunque está ambientada en la II Guerra Mundial, y con el nazismo de fondo, no trata de ser una película histórica ni recrear los horrores de la guerra. Este horror se muestra desde la visión de la población civil. Las personas intentan seguir una vida más o menos normal, entre el miedo y la represión. La película se centra y destaca la importancia de la lectura y los libros. El universo de la palabra escrita y el relato oral se convierten en un refugio y en la momentánea vía de escape de una sociedad que se precipita a la catástrofe. La lectura y la escritura se convierten en formas de evasión de la dura realidad, pero también en relación con las personas más cercanas a la protagonista.

La película presenta sucesos dramáticos, pero también rescata valores como la vida, la amistad, la importancia de la lectura y la capacidad de sobreponerse a las dificultades, algo para lo cual los libros son un buen aporte y guía. Se trata de una decidida afirmación del valor de la palabra frente a la barbarie, y de los libros como soporte de la palabra, como trinchera ante la brutalidad. Con la adaptación al cine del libro de Zusak, el director hace un homenaje a esa literatura que salva vidas, la familia y la amistad