Los fantásticos libros voladores del señor Morris Lessmore

Director: William Joyce, Brandon Oldenburg, 2011


El protagonista de la historia, el señor Morris Lessmore, es un amante de la lectura y las historias. Mientras escribía sus vivencias en el balcón de un hotel de Nueva Orleans, un huracán azota la ciudad y lo desplaza a un nuevo mundo inhóspito y lejos de su ciudad, donde descubrirá que las páginas del libro que estaba escribiendo se encuentran en blanco. Mientras explora los alrededores del nuevo lugar, aturdido y cabizbajo, Morris observa una mujer volando transportada por un grupo de libros en forma de globo. La joven, para animarlo, le regala un libro amistoso que guiará a Morris hasta una casa con una fascinante biblioteca repleta de más libros voladores que transitan, bailan y se alojan en las abundantes estanterías.

Morris pasará su vida en la casa leyendo miles de historias, cuidando de los libros, compartiendo y disfrutándolos con todo el vecindario, y reescribiendo la historia que aquel día el huracán había borrado de las páginas de su libro. Gracias a ellos, el señor Lessmore logra recuperar la alegría y rehacer su vida tras la tragedia.

Escrito y terminado su libro, ya de anciano, el hombre abandonará la casa elevado por un grupo de libros voladores, tal y como lo había hecho la primera mujer que se había cruzado. El libro de Morris recibirá con simpatía la visita a la biblioteca de una niña, dispuesta a cuidar de él y repetir la historia.

Se trata de un cortometraje de animación, con ausencia de diálogos por lo que es recomendable para todos los públicos. Está basado en el libro del mismo título de William Joyce (autor e ilustrador) y Joe Bluhm (ilustrador).

Los libros y sus beneficios son los protagonistas absolutos de esta apasionante y emotiva historia, que demuestra cómo los libros devuelven el favor a aquellas personas que aman la lectura y le dedican su vida. El argumento se basa en el amor por los libros, la capacidad de los relatos para alegrar nuestras vidas, la felicidad de bucear y soñar con la lectura, así como su poder medicinal y motor de superación personal.

Está inspirado en sucesos reales, en concreto en el Huracán Katrina que golpeó Nueva Orleans en 2005. El protagonista recuerda al actor de cine mudo Buster Keaton. Finalmente, el cortometraje comparte el estilo de clásicos del cine y la literatura como el Mago de Oz o Alicia en el país de las maravillas.